• contacta@unificarprestamos.es
  • Mon - Fri: 9:00 - 18:30

Unificar Préstamos a Pensionistas | Hipotecas Inversas

En ocasiones, cuando surgen imprevistos, se hace necesario acceder a diferentes tipos de préstamos para hacerles frente y los pensionistas no están exentos de ello.

Las necesidades de financiación de nuestros mayores pueden abarcar un sinfín de situaciones: gastos médicos, reparación del coche,  seguros, averías o remodelación del hogar, vacaciones, entre otras.

Es así como una persona puede terminar adquiriendo diferentes créditos a la vez. No obstante, aunque al principio la persona pueda estar solvente, la realidad es que mantenerse al día mes a mes con las diferentes cuotas puede ser todo un reto. ¿Existe algún mecanismo que permita resolver esta situación? De ser así, ¿Qué ventajas presenta?

Qué es la unificación de deudas para Pensionistas

Con el fin de hacer más fácil el pago de las cuotas de los distintos préstamos, existe una solución útil a este problema: la unificación de deudas. ¿En qué consiste este mecanismo? Es un instrumento que permite agrupar o unificar en un único préstamo todos los demás compromisos financieros. En otras palabras, es la fusión de todas las deudas en una sola, logrando así pagar en una sola cuota todos los demás créditos.

Ahora bien, ¿Cómo se lleva a cabo la operación y que ventajas representa para un deudor? El procedimiento es realmente sencillo. Se hace a través de una agencia experta, llamada intermediaria, la cual realiza un análisis objetivo de todas las deudas del prestatario. Una vez realizado el análisis y si es aprobada la solicitud, la intermediaria negocia nuevos requisitos de pago, tasa de interés y plazo de amortización con las respectivas entidades financieras involucradas en la operación.

Una vez establecidas las nuevas condiciones, se cancelan de forma anticipada todos los créditos anteriores y se gestiona una nueva financiación, teniendo en cuenta el tipo de préstamo que tenía la persona. Al final, el prestatario disfrutará de un solo préstamo con el total de las cuotas pendientes, calculado con base en un solo tipo de interés y un plazo más largo de amortización, lo que reduce considerablemente el total de la cuota mensual a pagar.

Por qué es interesante para un pensionista reunificar sus deudas

Este mecanismo es interesante porque facilita la tarea de pagar todas las deudas contraídas, unificadas en una sola cuota mensual. Como la cuota es menor, esto representa, sin duda, un desahogo financiero considerable. El coste es menor producto de la ampliación del plazo de amortización, pero implica un incremento en los intereses una vez haya sido liquidado totalmente el préstamo.

Si bien reunificar las deudas es un instrumento financiero interesante y accesible que alivia los compromisos económicos, porque flexibiliza los gastos mensuales, se debe analizar previamente y con detenimiento todos los préstamos presentes. Es importante que el deudor esté al tanto de los gastos del proceso, la cuota resultante o el coste total al momento de la cancelación, para analizar si ayuda o no reunificar todas sus deudas.

Además de esto, hay que tener en cuenta los diferentes costes que conlleva gestionar este mecanismo, entre ellos, gastos por amortización o cancelación anticipada y comisión por apertura, si aplican, o en caso de hipoteca, gastos relacionados con notaria, tasación o impuestos sobre actos jurídicos documentados. Y por supuesto, los gastos vinculados a las tarifas que usa la agencia intermediaria por el proceso, si bien algunas entidades bancarias gestionan este servicio sin cobro de comisiones.

Requisitos para solicitar una unificación de créditos

Ante todo, hay que evaluar con sinceridad si resulta adecuarse a este instrumento de financiación. Por tanto, es imprescindible considerar si es posible hacer frente al nuevo préstamo y a la cuota mensual resultante. En otras palabras, tener capacidad de pago. Uno de los requisitos más importantes que se deben cumplir es no estar incluido en listas de morosos como Experian, ASNEF o Rai. También es probable que le exijan al solicitante aportar avales o garantías reales hipotecarias, si es el caso.

Una vez que la entidad financiera o la agencia intermediaria estudia el perfil de riesgo del interesado y su historial crediticio, se deben presentar los siguientes documentos:

  • DNI del o los titulares del préstamo
  • En caso de hipoteca, escrituras de la vivienda en garantía o última tasación correspondiente.
  • Recibos de pago de las cuotas del crédito, hipotecas o tarjetas que posea.
  • Documento que justifique la pensión.
  • Certificado de movimientos bancarios.
  • Declaración de la renta.
  • Cualquier otro que estime oportuno el gestor de la operación.

En realidad, son pocos los requisitos que debe cumplir el solicitante para acceder a este socorro financiero. En todo caso, no debe verse como una oportunidad de contraer nuevas deudas, sino como una herramienta útil de refinanciación para quien le cuesta llegar solvente a fin de mes por las excesivas deudas adquiridas. En efecto, la reunificación logra que la cuota mensual sea menor con respecto a los préstamos anteriores y, más importante aún, aumenta la capacidad de ahorro.

Independientemente de las diversas opiniones sobre el tema, este servicio es una solución práctica y positiva para solventar determinadas circunstancias, como ingresar en listas de morosos, penalizaciones, evitar embargos o disminución de los ahorros, aliviar los gastos diarios y mensuales, entre otros. Por eso, una vez gestionado el proceso, es recomendable siempre que sea posible, realizar amortizaciones parciales para ir disminuyendo la deuda.

Cuando un pensionista se haya asfixiado por las deudas mensuales y no puede hacerles frente a los compromisos financieros adquiridos, una opción a tener en cuenta puede ser la refinanciación del préstamo. De hecho, siempre será mejor pagar: una sola cuota en vez de varias mensuales, un importe menor que no sobrepasa la suma de las anteriores cuotas o amortizar en un plazo más extenso.

No se puede ignorar que hay algunos aspectos menos atractivos que se presentan con este tipo de servicio que debe conocerse, entre ellos al menos estos: el pago de la deuda se alarga durante varios años, el abono de más interés por el alargamiento del préstamo, el pago de más comisiones de gestión por cancelación o constitución, entre otros.

En definitiva, le corresponde al interesado evaluar bien estos detalles y decidir que es más conveniente en su situación personal. Con todo, nunca se debe acumular deudas que sobrepasan el ingreso familiar y se vea afectado el presupuesto mensual. Lo ideal es asumir todas las deudas con los ingresos que se reciben.

Mantente Informado

Registrate en nuestra plataforma y recibe la información más completa sobre las soluciones financieras respecto a la reunificación de deudas.

Unificar Prestamos 2019